"Grandiosas", un grandioso fracaso en la historia de los espectáculos en México





"Grandiosas, un concierto con falta de profesionalismo, un concepto en declive"

En Teatro Metropolitan al 80% de su capacidad donde había filas completas vacías en algunas áreas, fue el marco para la presentación de Grandiosas Sinfónico, uno de los peores conciertos que se han presentado en esta ciudad.

El concepto de Grandiosas has sido una de las fusiones más exitosas de los últimos años reuniendo voces extraordinarias, pero como toda buena idea a la que uno se aferra por mucho tiempo termina desgastada y sin chiste.

El productor Hugo Mejuto esta vez se durmió en sus laureles y presento un espectáculo en donde debería de devolver las localidades al público que asistió, un concierto donde nadie de la producción sabía que seguía.

Fue un concierto donde la protagonista fue Manoella Torres mostrando que "la voz que nació para cantar" no se ha mantenido y mostró carencias al interpretar canciones como “I will always love you” de Whitney Houston resultando en un momento de risa durante la noche. Dentro de las mujeres que esta vez formaron parte de Grandiosas es la menos popular y quien domino la noche con más canciones que fueron éxito en otras voces, pero que sus interpretaciones dejaron mucho que desear.

Una de las sorpresas de la noche fue Karina quien salió a cantar en un par en ocasiones, tratando de interpretar “All by myself”, donde denotó que tuvo cero ensayos pues además de desafinar varias veces estaba totalmente a destiempo con la orquesta.

Ángela Carrazco, pidió en un par de ocasiones que le repitieran el inicio de la canción pues perdió su entrada (esto resultado de nuevo de la falta de ensayo) fuera de eso la mujer lucia en cuanto vestuario, muy bien acorde a su edad y su complexión, y las pocas veces que canto aplaudida por el público que fue a verla a ella.

Dulce como siempre con una gran voz, con una presentación irregular, ya que tuvo momentos fantásticos, pero también momentos en que estaba descuadrada y la orquesta y coro iban por un lado y su voz por otro.

Marta Sánchez con las escasas canciones que interpretó estuvo bien, luciendo guapa y con una bella voz, cumpliendo correctamente con el compromiso que tenía con su público.

Se anunció como gran invitada especial a Mónica Naranjo y quien el público esperaba ansioso, pero que en realidad salió decepcionado ya que la cantante solo interpreto "Sobreviviré" y a invitación forzada de Dulce “Empiezo a Recordarte” a capella por poco más de un minuto y honestamente más a fuerza que de ganas y por la gran insistencia de Dulce, quien parecía que peleaba con ella en el escenario pues Dulce quería que cantara boleros y Mónica no sabia la letra de uno y prefirió una de sus canciones aunque no estuviera planeado.

Entendemos que Mónica era una invitada especial y no esperábamos un concierto de ella, pero al menos escucharla por 3 o 4 canciones, fue un gran desperdicio de la maravillosa voz de la mujer y el look que la hacía ver radiante, espectacular y con un cuerpazo para que solo pudiéramos verla por menos de 10 minutos, cabe resaltar que fue la única que se nota que ha cantado con una orquesta pues ella si supo hacer sobresalir su gran voz de la orquesta y de los coros deleitándonos con su pequeña actuación en la noche.

Además, pudimos observar que varios asistentes se salieron a la mitad del espectáculo pues no pudieron resistir la falta de profesionalismo en el espectáculo que estaban viendo.

Sin duda un concierto que decepcionó al público asistente dejándolo con un mal sabor de boca, intentado poder olvidar la noche que había vivido.

Es decepcionante ir a un espectáculo con una idea magnífica pero que se note que no hubo ni la mas mínima planeación, ni ensayos con los artistas para hacer de una noche espectacular, un gran fracaso en la historia del productor Hugo Mejuto. Esperemos que recapacite y si va a producir un show, se enfoque en hacerlo con calidad y estar al pendiente de todo y no en salir a lucirse al escenario esperando recibir las palmas del público cuando su trabajo como productor dejó mucho que desear.

Por Karla Ortega para Boy4ME




COMENTA LA NOTICIA