¿Es la natación el deporte más completo de todos?





Mucho se habla a nivel popular de las bondades de la natación como el ejercicio más completo de todos. ¿Pero por qué se repite tal afirmación tan frecuentemente? ¿Hay evidencia empírica o científica para sostenerla?

La respuesta de Marco Antonio Méndez López, coach de alto rendimiento, especializado en natación, triatlones y cruces en aguas abiertas, es: “Sí, hay mucha evidencia de todo tipo para asegurar que la natación es el deporte más completo de todos”.

Para este experto, entre las bondades que hacen de la natación un ejercicio integral, está:

  1. No puedes dejar de mover cada miembro de tu cuerpo mientras nadas. Piernas, brazos y torso; todo se moviliza.
  2. Te exige coordinación para respirar, bracear y patalear.
  3. Las articulaciones no reciben impactos, que las puedan dañar a corto, mediano o largo plazo.
  4. Es una actividad que puede apoyar en la rehabilitación de lesiones causadas por otras disciplinas físicas.

Hay que recordar que la natación beneficia tres sistemas de nuestro organismos: el cardiovascular, el respiratorio y el músculo-esquelético.

Para el sistema cardiovascular

“La natación es el deporte aeróbico por excelencia, el trabajo aeróbico moderado y continuado es el más aconsejado para el músculo más importante de nuestro organismo, el corazón”, explicó Méndez.

“El corazón con el ejercicio aeróbico se muscula, se fortalece y pierde la grasa que lo rodea. Por lo que cada latido es hace más potente y puede trasladar mas sangre al resto del organismo. Como resultado se produce una bajada de la frecuencia cardiaca en reposo, lo que mejora la economía y la eficacia de nuestro corazón”, añadió.

Para el sistema respiratorio

Con la natación fortalecemos todos los músculos, también los que se encargan de llenar y vaciar de aire los pulmones, haciendo que en cada respiración podamos tomar más aire con menos gasto energético, nos explicó el coach. Y esto hace que la respiración sea más eficiente, que aumente la oxigenación y se reduzca el estrés de estos músculos respiratorios, esto motiva una baja de la frecuencia respiratoria.

Para el músculo-esquelético

El efecto de la natación en los músculos esqueléticos

La natación bien planificada ejercita todas las articulaciones y aumentamos la flexibilidad dinámica de éstas, por lo que nuestro rango de movimiento aumenta. “Los músculos crecen de tamaño haciéndose más fuertes y resistentes a lesiones. Los huesos incrementan su grosor haciéndose más resistentes a golpes y lesiones”, revela el experto.

Por estas razones, la natación se considera el deporte más completo.

  • No tengo resistencia: Dentro de la alberca, trota 12 ó 15 pasos y luego nada en 12 ó 15 brazadas. Descansa 10-15 segundos o según te repongas, y repite unas 10 veces.
  • Quiero perder peso: Nada tramos cortos, por ejemplo 10 a 20 segundos, pero a máxima intensidad. Para y descansa el doble de tiempo de lo que nadaste. Repite unas seis veces.
  • Soy un máster: Haz diez lagartijas a un costado de la alberca; métete a la alberca y nada unos 25 a 50 metros. Sales y haces unas 10 sentadillas. Regresas a la piscina para nadar otros 25 a 50 metros. Repite según el avance de tu condición física.

FUENTE: vitónica




COMENTA LA NOTICIA