"El zoológico de Cristal" Una obra con actuaciones que te no te permitirán parpadear"





Antes tranvía llamado deseo y La gata sobre el tejado caliente, Tennessee Williams escribió El Zoológico de Cristal obra que se considera su consagración como dramaturgo siendo su primer gran éxito.

Una obra que presenta a una familia con una madre posesiva, aprensiva acostumbrada a hacer su voluntad, un hijo que su sueño es salir de ese matriarcado y la hija que sufre de una timidez aguda debido a una discapacidad que sufre, una familia disfuncional sin dunda.

Donde la madre vice de las glorias pasadas y de todos los pretendientes que tenía escogiendo al realmente al peor que termino abandonándola y restregándole a su hija que ella debería de tener al menos la mitad de estos pretendientes a su edad.

El hijo que es un joven rebelde que debido a la partida de su padre ha tenido que hacerse cargo de su castrante madre y su desvalida hermana esta situación ha creado un resentimiento en el hacia su madre por sus constantes reclamos asumido a que le exige que lleve algunos amigos para que se vuelvan pretendientes de su hija y esta pueda conseguir un marido pues está en la edad ya de casarse.

La hija que su único escape es una colección de muñecos de cristal, animales que ella llama su Zoológico de Cristal y que cuida como su más preciado tesoro., si el entendimiento de su familia que lo consideran una niñería.

La rutina de esta familia se verá interrumpida cuando el hijo decide complacer a su madre y llevar a un amigo a casa para que pretenda a su hermana.

Este joven pretendiente vendrá a poner en duda la actual vida de nuestra familia confrontando los temores de cada uno de los personajes.

A lo largo de la obra iremos desmenuzando a nuestros personajes y tal vez podemos identificarnos con las situaciones que se retratan hace más de 60 años pero que en algunos casos se ven tan actuales.

Sin duda una extraordinaria obra espléndidamente dirigida por Diego del Rio, con actuaciones que no te permiten parpadear para no perderte cada una de las expresiones que los personajes van generando.

Destacando como siempre la presencia de Blanca Guerra como la madre aprensiva que quiere controlar a sus hijos a toda costa, llegando a asfixiarlos del nivel de control que quiere tener por ellos, con una actuación que sin duda es esplendida y da a la obra y su personaje vida propia.

Texto: Tennessee Williams

Dirección: Diego del Río.

Elenco: Blanca Guerra, Mariano Palacios, Adriana Llabrés, Pedro De Tavira y David Gaitán.

Teatro Helenico

Jueves y viernes 20:30hrs

Sábados 18:00 y 20:30 horas

Domingos 17:00 y 19:30 horas.



COMENTA LA NOTICIA