¿Cómo saber el tipo de rostro que tienes?





Para saber el tipo de rostro que tienes te recomendamos que te coloques frente al espejo y te recojas el cabello hacia atrás, en el caso que lo tengas largo, y analizarlo frente al espejo.

Las técnicas a utilizar

  • Hay que medir la frente, colocando al inicio de esta la cinta métrica en un lado de la frente o justo en el inicio del cabello. Luego pasaremos la cinta por toda la frente hasta el otro punto que será a la misma altura en el mismo lugar del otro lado o extremo. Luego anotamos la medida de la frente.
  • A continuación toca medir la parte superior de los pómulos. Vuelve a colocar el extremo de la cinta en la esquina externa del ojo. Aquí será el punto de inicio para luego colocar, con mucho cuidado, la cinta en la línea recta a través del puente de la nariz hacia la otra esquina externa del otro ojo. Anotamos la medida de los pómulos.
  • Para medir la mandíbula debes poner la cinta por un lado de esta, en su base cerca de la oreja, y colocamos la cinta hasta llegar a la mitad de la barbilla. Apuntamos la medida de la mandíbula.

  • Ahora toca medir la longitud de la cara y para ello vas a utilizar como referencia el punto exacto en donde comienza vuestro pelo. Una vez sabido el punto de inicio debes extender la cinta por todo el rostro, pasando sobre la nariz hacia el otro extremo. Apuntar la medida.
  • Para terminar, hay que medir la parte de la longitud de vuestro rosto, para ello vais a medir desde la punta de la nariz hasta la punta del mentón, anotando el resultado.

¿Qué tipo de rostro tienes?

  • Si la longitud de la longitud de tu cara (tercer punto) es menor o igual al ancho de vuestro rostro (segundo punto) entonces vuestro rostro es redondeado.
  • Si la longitud de tu rostro (cuarto punto) es mayor, 1 o 2 cm aproximadamente, a la del ancho del rostro (segundo punto) significa que tenéis un rostro equilibrado, es decir, un rostro ovalado.
  • Si la medida de la parte del rostro (punto 5) es mayor a 1/3 del total del largo del rosto (punto 4), tendréis un rostro alargado.
  • Si vuestro rostro es mucho más ancho en la parte de los pómulos (punto 2), la frente es más angosta (primer punto) y la medida de la mandíbula (punto 3) es más pequeño al ancho de vuestro rostro (segundo punto), entonces tendréis un rostro corazón. Un rostro que será invertido si la medida de la frente (punto 1) es más ancha que la medida de los pómulos (punto 2) y esta termina siendo más ancha que la medida de la mandíbula (tercer punto)
  • Ahora bien, si la medida del ancho del rostro (segundo punto) es igual o bastante parecido al largo del rostro (4º punto) pero que tiene una forma más angular que una cara redondeada y la medida de la frente (primer punto) también es parecido a la medida del ancho (segundo punto); tenéis un rostro cuadrado.

FUENTE: Moda ellos




COMENTA LA NOTICIA